DIALOGO

Hablando se entiende la gente

                Es lo menos que podemos hacer. Hay que hablar; o mejor, dialogar.  Es  propio de las personas comunicarse y la palabra es un instrumento estupendo de intercambio. Quien  no se comunique lo pasará muy aburrido, estará muy solo y, por otra parte, se sentirá el bicho más raro de este mundo.

El diálogo es una conversación entre dos o más personas, que alternativamente manifiestan sus ideas o sentimientos. Una definición, por lo demás, bien precisa e interesante.  Es una conversación que utilizamos para manifestar nuestras ideas y sentimientos y establecer relaciones personales. Es notorio, por otra parte, que cuando se rompen estas relaciones juega un papel importante en el intento de volver a establecer la cercanía y la comprensión.

                Es cierta, pues, aquella tradicional definición que afirma que la gente se entiende hablando. La única condición imprescindible es que los dialogantes se sientan personas humanas, con fallas y virtudes. Si alguno se siente único en el mundo y superior a todos, se cierran las puertas a la conversación y al entendimiento. Es sabia la afirmación: Las personas se entienden, las montañas no.

Haciendo camino

                Para lograr un diálogo positivo, debes hacer un buen chequeo  para ver cuales son las motivaciones que llevas dentro de ti. Recuerda algunas exigencias para  ser una persona dialogante:

-          Dialoga con sinceridad.

-          No utilices la conversación con fines egoístas.

-          No tengas prejuicios sobre los demás.

-          No utilices la conversación para juzgar a los otros.

-          No te empeñes en convencer al otro de que tu tienes la razón.

-          No pienses que la verdad es monopolio de alguna persona.

 Picotazos

·         Hay personas que hablan mucho y no escuchan lo que dicen los otros. Este es un diálogo de sordos.

·         Quien dialoga para ridiculizar a los demás, está avocado al  más sonoro fracaso.

·         Sólo pueden dialogar las personas sinceras y auténticas. Este es el camino para el entendimiento. Lo demás es hipocresía.

·         En la conversación ponte al nivel de tu interlocutor. Quien se cree superior a los demás, cierra las puertas al diálogo.